divendres, 18 setembre de 2009

Cuánto puede costar un entierro?


Por: plusesmas.com

2.000

Cuánto cuesta el entierro y la incineración

Estudios recientes estiman que, los gastos funerarios más económicos pueden alcanzar casi los 2 000 euros, aunque hay grandes diferencias entre ciudades e, incluso, dentro de la misma población.

Gastos en el tanatorio , en el féretro , en flores , en esquelas , en recordatorios y los del propio enterramiento… En todos los casos, el desembolso total derivado del fallecimiento no bajará de los 2 000 euros, en el mejor de los casos.

En líneas generales, y aunque con fuertes diferencias entre provincias, ciudades, e incluso dentro de la misma población, podemos calcular los siguientes gastos:
Tanatorio : Si se utiliza solo la sala del velatorio, unos 325 euros como media.
Féretro: no menos de 660 euros, aunque puede ser el doble en algunas provincias.
Coche fúnebre: No menos de 145 euros.
Acondicionamiento del cadáver: Unos 95 euros.
Flores: Una corona común, con claveles, crisantemos y algún gladiolo, supera los 130 euros, aunque en algunas funerarias puede superar los 150 euros.
Esquela en un periódico: Depende del diario, de la provincia y del día de la semana elegido. Como mínimo, unos 270 euros.
Servicio religioso: unos 75 euros.
Instalación de una mesa de firmas: unos 43 euros.

Las licencias:
A los gastos derivados del tanatorio y los servicios elegidos, hay que sumar los propios del enterramiento o incineración.
Hemos de tener en cuenta que, en el caso del enterramiento es preciso pagar las tasas de inhumación, que establecen los Ayuntamientos donde se ubican los cementerios públicos, porque, en realidad, se trata de concesiones administrativas de dominio público. Los precios varían, tanto según la población como según el tipo de lugar en el que se produce el enterramiento. No es lo mismo hacerlo en una fosa que en un nicho o en un panteón.
Otro gasto será el derivado del propio enterramiento-cierre de sepultura y la colocación de la lápida e inscripciones, y, como no, de la concesión de la fosa o el nicho, que puede establecerse en cinco años y en otros 99. Finalizado el plazo de vencimiento, algunas localidades cobran y otras no por la retirada e incineración de los restos. Este pago puede oscilar entre los 60 y casi 300 euros.

También para la cremación se exige una licencia, que ha de obtenerse, como en el caso anterior, en el Registro Civil. Además de los gastos generales, en la cremación se suma el de la propia incineración y el de la urna para depositar las cenizas, aunque se evita el desembolso del enterramiento y de la adquisición o concesión de la sepultura, fosa o nicho, que suele ser considerable. Lo que no se puede evitar es la utilización de un féretro, en este caso una doble caja. La interior tendrá un material adecuado para ser eliminado en la cremación, mientras que la exterior puede ser reutilizada.
El coste más económico de la cremación y la urna ronda como mínimo los 500 euros, aunque en Madrid, Alicante o Almería, por citar algunos ejemplos, supera los 600 euros.